miércoles, 6 de julio de 2016

Miedo a distribuir el poder: yo controlo, tu compartes y ellos colaboran.

En algunos directivos la idea de empoderar a sus empleados les llena de angustia y preocupación y, en principio, esto es normal, mucho más en tiempos de crisis y ajustes de personal como los de ahora. Tienen miedo a perder autoridad, poder y control, que para eso les pagan ¿no?, para rendir cuentas ante la propiedad.

Temen sufrir la descarnada competencia de sus subordinados y que cuando estos tengan tanto conocimiento o más de la situación, su puesto pierda valor, termine siendo redundante y se vean al poco tiempo de patitas en la calle. 

Cuando los directivos se sienten inseguros en su trabajo, se aferran con uñas y dientes a su puesto. Quieren mantener, a toda costa, su estatus y su posición ¿Cómo no van a rechazar compartir su conocimiento con sus empleados si los ven como competidores?

Pues en eso consiste, queridos amigos, el cambio necesario en las organizaciones de hoy: tan fácil jalearlo desde fuera como conferenciante o formador, como difícil iniciarlo desde dentro como directivo o consultor...porque te juegas el tipo.

Compartiendo la estrategia en grupo: escuchar, proponer, digerir y actuar.